Durante los siguientes 5 minutos os voy a explicar las 3 cosas más importantes, que debéis saber para conseguir que vuestro hijo deje de exponer su carácter, en situaciones comprometidas para vosotros. Con ello, sabréis exactamente cómo actuar para que vuestro hijo pueda crecer sano y, al mismo tiempo, teniendo una buena comunicación emocional.

He trabajado con muchos niños y familias para conseguir que sus hijos dejen de tener rabietas. Me he dado cuenta de cuáles son las cosas más importantes que podéis hacer para conseguir eliminar esta conducta, que hace una y otra vez. De este modo no tendréis que pasar por sentiros culpables, porque no sabéis si le estáis comprendiendo y si le estáis dando los recursos necesarios, para que pueda expresarse bien con los demás.

Error Numero 1: Intentar contener su emoción, abrazándole fuerte para que no de golpes o patadas o bien cogerlo en brazos para ver si se tranquiliza. Es mejor si dejas que saque toda su emoción fuera. Las emociones deben ser expresadas, de lo contrario, salen más adelante manifestándose de otra forma, por ejemplo, con dolores de barriga, entre otros.

Error Numero 2: Intentar que se calme poniéndote a su nivel con cara de preocupación y pidiéndole que te explique por qué hace esto. El niño es pequeño aún, por lo que es posible que no sepa explicarlo; si le pides que lo verbalice, quizás se ponga más nervioso de lo que ya está, porque de este modo estás bloqueando/interrumpiendo esta emoción.

Error Numero 3: El tercer error es regañarlo por su conducta o vacilarle, ya que esto lo encenderá más y probablemente la rabieta suba de intensidad.

Sé que es importante para vosotros que vuestro hijo aprenda a comunicarse y expresarse mejor con los demás. Si alguna de estas tres cosas os suena familiar es porque no sabéis exactamente como actuar delante de este tipo de situaciones. Es muy importante que hagáis algo al respecto antes de que todo empeore y se convierta en la forma de comunicación y expresión inadecuada, pero habitual de vuestro hijo.