Terapia de Adultos

 

La vida está llena de obstáculos que vamos superando día tras día. Aun así, hay momentos donde todos podemos sentirnos sobrepasados frente a situaciones que son difíciles de afrontar y gestionar.

Normalmente, dejamos pasar un tiempo ya que contamos con nuestros propios recursos para hacerles frente, incluso podemos contar con la ayuda de personas cercanas a nuestro entorno.

A veces el problema es mayor y es difícil poder gestionarlo. Eso puede llevarnos a sentirnos tristes, agobiados, estresados, irritados…es entonces cuando la psicoterapia nos puede ayudar a gestionar este malestar y acompañarnos en los cambios necesarios para sentirnos mejor y restablecer así nuestra salud y bienestar.

No es necesario tocar fondo para pedir ayuda. La psicoterapia te puede ayudar! Es hora de decidir apostar por ti y cuidarte!

¿En que te puedo ayudar?

  • Crecimiento y desarrollo personal
  • Ansiedad y ataques de pánico
  • habilidades sociales y de comunicación
  • Resolución de conflictos
  • Situaciones de crisis que son difíciles de sobrellevar
  • Autoestima
  • Duelos
  • Mejorar la gestión emocional
  • Dependencia emocional
  • Estrés (laboral, familiar, relacional…)
  • Elevada exigencia y perfeccionismo

 

La edad adulta es la más larga y a veces nos encontramos frente a circunstancias que nos superan emocionalmente.Es común que frente a las adversidades con las que nos vamos encontrando a lo largo de la vida, intentemos resolverlas por nosotros mismos agotando todos nuestros recursos y estrategias. Si no lo conseguimos, buscamos el soporte y la ayuda de las personas más próximas a nosotros que nos dan confianza. Normalmente, cuando hemos agotado todos nuestros recursos y los de nuestros amigos o familiares y hasta que no nos sentimos totalmente desbordados emocionalmente, no solicitamos la ayuda de un profesional.

Los psicólogos somos expertos en salud mental. No es necesario tocar fondo y no poder más con la situación para pedir ayuda. La psicoterapia te ayudará a gestionar el malestar y te acompañará en los cambios necesarios para la mejora del bienestar. Entender, aceptar y reconocer que hay algo que nos hace sufrir, es el primer paso para el cambio y hacia el crecimiento personal. Date esta oportunidad!

 

Algunos beneficios de la psicoterapia son:

  • Te ayuda a sentirte mejor
  • Te enseña estrategias para gestionar los conflictos
  • Te ayuda a cambiar las creencias limitantes
  • Te ayuda a vivir en harmonía contigo mismo y con los demás
  • Aprendemos a aceptar y a querer lo que somos y a poner la voluntad necesaria para cambiar lo que nos causa malestar o nos impide crecer.
  • Se garantiza estrictamente la confidencialidad y se establece una relación de confianza y empatía.
¿Qué es la psicoterapia y cuánto dura?

 

La psicoterapia es un proceso donde se establece una relación de colaboración y confidencialidad entre el usuario y el psicólogo. Según la demanda solicitada, se acuerdan los objetivos terapéuticos para poder restablecer el bienestar de la persona.

El proceso de atención empieza en el momento que el usuario hace la primera llamada al centro pidiendo información y se concreta el día de la primera visita.

En la primera sesión, el profesional escucha con atención y sin juicio el motivo de consulta y se recoge la información de forma detallada para valorar la situación. A partir de aquí y en conjunto con el equipo, se valoran las necesidades específicas de cada caso y se plantea la intervención que más se adecua a las necesidades concretas de cada usuario.

Conjuntamente con el usuario, se decide la frecuencia, la duración y los objetivos de tratamiento que se irán revisando a lo largo del proceso.

La psicoterapia es una oportunidad que te has de dar a ti mismo para ayudarte a restablecerte tu bienestar. En ningún caso es una obligación y el paciente puede abandonar en el momento que crea oportuno.

Si el usuario lo solicita o es recomendado por los profesionales y se llega a consensuar con el paciente, se puede complementar la exploración con pruebas psicométricas (test psicológicos).